Luis de Castresana

Acuérdate/historia

Luis de Castresana  nació en Ugarte (Vizcaya) el 7 de mayo de 1925. Hijo de padres republicanos, fue escritor, novelista, periodista y viajero.

En 1967 obtuvo el Premio Nacional de Literatura por su obra más conocida, la novela El otro árbol de Guernica. Fue Premio Fastenrath de la Real Academia Española con Catalina de Erauso, la monja alférez y finalista del Premio Planeta en 1970 con Retrato de una bruja.

Falleció en el hospital de Basurto a la edad de 61 años, legándonos unas entrañables letras que nos informan que su vida y su obra caminan unidas. Escribió novela, ensayo, teatro y biografías.

DESCRIPCIÓN

Pocas son las personas que tienen el privilegio de recibir el Premio Nacional de literatura. Luis de Castresana no solo tuvo ese honor sino que además recibió otros premios a lo largo de su carrera. Nació en Ugarte (País Vasco) el 7 de mayo de 1925, hijo de padres republicanos.

Desde muy joven probó el sabor amargo y duro de la vida ya que formó parte del programa conocido como “niños de la guerra” durante la Guerra Civil. En este programa el gobierno del País Vasco decidió evacuar a estos chicos y chicas a países como Francia y Bélgica.  Desde Ugarte marchó con su hermana a vivir una experiencia inolvidable. Este episodio de su vida motivará 25 años después la aparición de su obra más famosa, El otro árbol de Guernica, que además fue llevada al cine con gran éxito. Plasma en gran medida su experiencia personal y como tal nos presenta los horrores de una guerra no comprendida por los ojos de un niño, su añoranza por la tierra vasca y su deseo de volver.

En los comienzos de su carrera ya tenía una clara vocación literaria reflejada es su primer escrito: Cuentos del dolor de vivir. A su vez ejerció como periodista y se dedicó a una de sus mayores pasiones, la pintura.

De su obra periodística muy pocos conocen  su prosa ágil y sincera proveniente de artículos escritos en diversos medios como el diario Pueblo o Blanco y Negro del ABC. Ejerció como corresponsal para El Alcázar en Londres, y en 1957 estando en Holanda pudo redactar  numerosas crónicas de su viaje  por Europa que serán recogidas en  el libro Europa de parte a parte.  En España continuó su trabajo dirigiendo la colección Grandes escritores contemporáneos con José Gerardo Manrique de Lara, entre otras labores.

Pero además de su obra periodística, nunca abandono su carrera  literaria. En un principio escribió Coctel de amor, circo y tragedia o Nosotros los leprosos que fueron  moldeando su estilo hasta desembocar en El otro árbol de Guernica  pero que se consumó con Catalina de Erauso, la monja alférez, premio Fastenrath de la Real Academia Española; otra de su obras más reconocidas fue Retrato de una bruja finalista en el premio Planeta de 1970. Sin embargo muchos manuscritos suyos nunca llegaron a publicarse en parte por decisión suya o porque tenía la intención de publicar más tarde ese material en forma de libro.

Una cosa tuvo clara desde el principio y fue el poder de las biografías como vehículo de transmisión de experiencias como es Dovstoyevsky donde trata de penetrar y comprender los motivos vitales y literarios del gigantesco escritor ruso. Otro ejemplo es Rasputín donde trata la controvertida figura de este místico que manejó a la dinastía Romanov de Rusia. Luis de Castresana tiene la virtud de despojarse de sí mismo para asumir los papeles de los personajes.

En los últimos años del franquismo donde se produce una exaltación de la lengua vasca, Luis de Castresana se encierra, sin entrar en esta nueva guerra de lenguas, en su casa de Bilbao, para escribir hacia afuera, hacia todos los españoles.

Su pluma ha dejado el trazo de una prosa excelentemente acuñada, profunda y comunicante. Sus escritos han tenido siempre un tema recurrente: los hombres ligados a sus raíces, unidos por el cordón umbilical a la tierra.

Falleció en el Hospital de Basurto a la edad de 61 años, legándonos unas entrañables letras que nos informan que su vida y su obra caminan unidas.

BIBLIOGRAFÍA

El otro árbol de Guernica, Catalina de Erauso: la monja alférez. El gra Embaucador